viernes, 23 de agosto de 2013

Anexo Leigh 2 ~ Semillas de traición ~

Bueno bueno!! Siento el retraso, pero he estado unos dias en Madrid y cuando he vuelto he tardado unos diitas más de la cuenta ponerme al día ;D Sorry!! 

Aquí les traigo los anexos de Leigh!! me parecia una tonteria seguir llamandolos de Lysandro cuando es Leigh quien habla xD En fin, este cap no tiene censura porque para el próximo os tengo una sorpresa ¬//////¬ también será de LeighxLys ^^ 
¡Qué disfrutéis!
Y que no se me olvide! Bueno, ya solo me queda declarar mi amor eterno a este encanto de persona; @OnoderaRitsu ,  no se cuantos dibujos me ha hecho ya pero solo sé que me encantan y que me alegran el día cada vez que los veo u////u (no os pongáis celosas que os amo a todas (?)) jajajaja no es serio, no sé qué voy a hacer con esta chiquilla, voy a mirar cuanto me cuesta construir un templo o un altar jajajajaja xDD Love you! Gracias en serio! Me encantan! >////<


------------------- (hay que leérselo después del cap 20)


Mi mano se deslizaba por el papel dejando suaves trazos con el lápiz. Las líneas temblorosas se iban uniendo inseguras sin saber muy bien que era lo que quería dibujar.
Lo que empezó siendo una hermosa cala en el atardecer con la mar en calma se convirtió en un pedregoso y puntiagudo acantilado donde las olas impactaban con tal fuerza que parecía que podían derribarlo.

Me sumergí en mi propio dibujo, aquellas rápidas líneas comenzaron a moverse ante mis ojos como un hechizo que intenta tomar un alma. Estaba dentro, me había capturado. Tropecé con una de las traicioneras rocas que yo mismo había puesto allí y caí por el precipicio. Había creado algo que acabaría conmigo.
Mi cuerpo luchó por alcanzar el cielo inútilmente estirando las manos, pero los pequeños salientes de roca me golpearon con saña condenándome a perecer bajo ellas. Al final, junto al agua, podrían fin a todo.

Como un agujero negro las olas me arrastraron al fondo del océano alejándome de toda luz existente. Intenté agarrarme a los peñascos contra los que me chocaba pero tan solo conseguía que mis uñas ya maltrechas de tanto luchar sangrasen aún más y se desfigurasen hasta casi desaparecer.
No podía gritar sin ahogarme más, el agua entraba en mi cuerpo haciéndome cada vez más pesado, incapaz de luchar.  Mi vida se extinguía lentamente agonizando, todo se volvió  negro. Todo menos él.
Lo vi, el último rayo de sol que alcanzaron mis ojos; Lysandro.

Como un ángel celestial iluminaba la superficie mientras yo era consumido por las sombras. Intenté alcanzarle, lo intenté con todas mis fuerzas hasta que comprendí que no debía. Lo sabía, tenía que dejarlo para que pudiese brillar. Y yo tenía que desaparecer en la oscuridad para ello.
Cerré los ojos dejando que un par de lágrimas egoístas brotasen de ellos y me dejé a merced de las fría aguas que poco a poco devoraban mi alma.


- Buenas tarde Leigh - me saludó Rosalya resucitando mi mente yacente del mundo de los sueño, solo entonces me di cuenta de que mi dibujo había sido inundado por mis propias lágrimas. Ella me dedicó una suave sonrisa y me señaló con cuidado a quienes tenía detrás - Esta tarde nos toca reformar un armario.

Le devolví la sonrisa y cerré el endemoniado cuaderno recuperando la compostura. No era el momento ni el lugar para pesar aquellas cosas.

Casi di un salto cuando me encontré de frente con el joven peliazul del otro día. Unos sudores fríos empezaron a recorrerme ante la posibilidad de que Lysandro pudiese aparecer. No es que estuviese haciendo nada malo (creo) pero no quería verlo molesto, solo quería ver su sonrisa cuando me abrazaba, cuando sus suaves dedos retiraban los mechones de pelo de mi rostro y sus hermosos labios me besaban lentamente como si el tiempo ni existiese.
Por fortuna Alexy no parecía capaz de mirarme siquiera. En realidad no me sentía muy bien con ello. No quería que se molestase ni nada, era un buen chico. Cada vez que nuestras miradas se cruzaron intenté sonreírle amablemente pero él se limitaba a mirar al suelo o a irse en dirección contraria. Realmente, nunca conseguía hacer nada bien. No quería que nadie a mi alrededor sufriese, nunca más, y aún así parecía que era lo único que conseguía.


-¿Nath? - dije al encontrarme al rubio sentado en un sillón con la cabeza hundida en sus brazos. Reaccionó de inmediato, levantó la cabeza tan rápido que casi no me dio tiempo a retirar la mía para que no chocásemos. Se quedó mirándome unos instantes abriendo la boca en ocasiones para hablar pero sin conseguir que una sola palabra saliese por sus labios.
- ¿Estás enfadado porque Nacu te ha dicho que tienes un gusto de abuela? - nada más decir eso pensé que igual podía haber sido más sutil pero, me salió solo. Él me dedico una mirada cansada y devolvió sus ojos a donde estaban Rosa y los demás aunque dudo mucho que realmente los estuviese observando a ellos.
- No es eso, ya he asumido que no soy bueno con la ropa - dijo dando un largo suspiro - es que estoy preocupado, Castiel se ha enfadado conmigo y no quiero joderlo más - se quedó unos instantes en silencio con la mirada perdida, parecía derrotado, como hubiese perdido la esperanza. - Perdóname, no quería molestarte con mis problemas solo que... no hay muchas personas que sepan lo mío con Castiel y de las que lo saben, no sé cómo hablar con ellas. Realmente no sé cómo relacionarme con nadie.
- Nath yo tampoco soy la persona sociable ni nada pero igual te puedo decir algo que te ayuda - comencé a decir captando su atención, sus ojos empezaron brillar sutilmente llenos de esperanza - ¿Sabes? Cada vez que a Castiel le pasaba algo contigo siempre lo teníamos en casa. Lysandro es su único amigo, y para mí es como si lo fuese pues los amigos de mi hermano siempre serán bienvenidos para mí. - continué teniendo cuidado de las palabras que usaba. De vez en cuando le lanzaba una mirada al joven delegado para asegurarme que lo estaba arreglando y no estropeando más. El reto del tiempo mis ojos se perdían en algún lugar de la tienda recordando os momentos que relataba.
- Aún recuerdo vuestra "primera" pelea, en la excursión escolar. El pelirrojo se quedó en nuestra casa varios días.  Apenas comía ni se movía del sitio. Cada vez que me acercaba a él siempre decía lo mismo "la he jodido" y se quedaba mirando la ventana como si hubiese perdido toda la vida. - preferí omitirle las partes en las que lo insultaba o decía que lo olvidaría pues en aquel momento no eran sino palabras fruto del su propio enfado y no de su corazón. - Lo que quiero decir con esto es que en ningún momento pienses que él no siente lo mismo que tú. Al fin y al cabo tú eres el único que ha visto su verdadera naturaleza, ¿no? Lo conoces mejor que nadie, confía en él.

Su rostro se iluminó con una esperanzadora sonrisa y asintió un par de veces.
- Tienes razón, perdona - y comenzó a reírse como si acabase de recordar algo - no confió en él lo suficiente, pero bueno ¡ni siquiera confió en mi mismo! Da igual, si confío en alguien, tiene que ser él. Gracias Leigh - me dijo guiñándome un ojo - ¡Aunque eso no quita que no se lleve hoy una bronca por lo que ha hecho!
Le devolví la sonrisa y observé cómo se marchaba justo después de que Rosalya lo llamase desde lejos para probarse unas cosas. Me sentía tan bien, tan relajado. Nathaniel era un gran chico, Castiel también. El problema era que los dos tenían mucho personalidad y demasiados secretos, pero eso era algo que debían ir solucionando ellos.

- Leigh eres un encanto, lo sabes ¿no? - casi me caigo de espaldas cuando escuché una voz detrás de mí. Nacu apareció por tras el sillón mirándome fijamente. - Lo has ayudado mucho, Nath necesita gente en quien confiar, lleva demasiado tiempo pensando que está solo.
Me dedicó una amable sonrisa y se dirigió a mí con los brazos llenos de ropa que había recopilado de toda la tienda.
- ¿Y tú? - preguntó con cierta preocupación.
- ¿Yo qué? - no importaba cuanto tratase de ocultar algo o parecer indiferente, solo había una persona capaz de leer mi rostro y ese, era Lysandro. Solo una hasta que llegó ella. De alguna forma conseguía penetrar en el corazón de todo aquel que conocía. Tenía cierta habilidad para que la gente se sintiese segura y confiase en ella. Yo mismo le había contado todo sobre mi al poco de conocerla, cosas que ni Lysandro sabe, y no debe saber nunca.
- ¿Qué voy a hacer con vosotros? Sois horrorosos, ¿Qué te he dicho? Tienes que sonreír Leigh, debes reír siempre porque la risa nos hace ver el mundo más hermoso. - dijo riéndose con cierta nostalgia - Además nos hace vivir más, por eso, sonríe siempre. Perdona, estoy diciendo cosas raras ¿verdad? Creo que es porque me toca ponerme mala.

Ambos nos quedamos en silencio con nuestros pensamientos perdidos en la nada, "sonríe, da igual lo que pase, sonríe". Cuando la conocí jamás pensé que una gótica me pudiese decir algo así, pero a pesar de todo era una persona muy positiva. Cuando le dije que estaba con mi propio hermano no me juzgó ni me repudió, me dedicó una sonrisa y me dijo "¿Tú eres feliz? Porque si lo eres, entonces da igual con quien estés" y luego añadió "Además no me extraña, si fuese mi hermano yo también me lo querría tirar". Pero por mucho que dijese, jamás podría quitarme la culpa que sentía por corromper a mi propio hermano, a mi hermano pequeño. Era un delito que me había condenado a cargar por siempre.

- Gracias Nacu, solo ya sabes, a veces pienso demasiado. ¿Y tú? ¿Tú estás bien? - pregunté temeroso, ella nunca decía nada, nunca contaba nada. Algún día me gustaría que confiase también en nosotros y dejase de protegernos tanto. Pero yo no era nadie para criticarla pues éramos exactamente iguales.
- Pero bueno, ¿esto que es? ¿Un funeral? Yo estoy mejor que nunca ¿qué te crees? - dijo efusivamente mostrándome un pendrive mientras me guiñaba un ojo con malicia - Alguien ha tenido un desliz con cierto macarra en la sala de delegados hoy y por alguna misteriosa razón ha llegado a mis manos.

Me quedé de piedra e inconscientemente mis ojos se dirigieron a Nathaniel que estaba completamente ajeno probándose ropa. Varias preguntas asaltaron mi cabeza, ¿cómo había conseguido el video? o mejor, ¿por qué diablos había una cámara allí? y finalmente... ¿cómo se sentiría al hacerlo en un lugar público tan peligroso? Quiero decir, Lys y yo lo habíamos hecho varias veces en la tienda pero el riesgo de que nos pillasen era casi inexistente.
Un asfixiante calor empezó a recorrer mi cuerpo solo de imaginarlo, claro que se evaporó tan solo de pensar lo que podría ocurrir luego. Entonces me quedé paralizado, como si hubiesen congelado mi cuerpo.


Volví a ordenar las estanterías para distraerme un rato. La travesía de Nathaniel para encontrar su "verdadero" estilo parecía ir para largo. Cada vez que acababan con algo, lo doblaba con cuidado y lo devolvía a su sitio.
Me topé varias veces con Alexy, pero teniendo en cuenta sus reacciones anteriores preferí pasar de largo. No quería que la situación fuese aún más incómoda para él. Aunque me hubiese gustado disculparme la verdad.

- Leigh... - susurró una de las veces que pasé por su lado haciendo que a causa de la sorpresa tropezase con mi propio pie y acabase en el suelo. Di un largo suspiro cuando vi toda la ropa que acababa de doblar tirada de cualquier manera. Perfecto.
- ¿Estás bien? ¡Lo siento mucho! - gritó Alexy notablemente más nervioso que yo.
- Si... - respondí tan suave que dudaba que me hubiese escuchado siquiera. Sin mirarlo, me puse a recoger la ropa en silencio y él hizo lo mismo. Cuando acabamos ninguno sabia que hacer o decir. Si a mí ya natural antipatía le añadíamos lo incómoda que era la situación el que unas palabras, por simples que fuesen, saliesen de mis labios se atojaba muy complicado.
De hecho, seguí ordenando las estanterías evitando cualquier oportunidad de empezar una conversación. Algo que, teniendo en cuenta que me seguía a todas partes como un pollito, sería inevitable. Al final yo mismo me paré en seco y lo enfrenté, en silencio pero lo enfrenté.

- Leigh, tú... - comenzó a decir todo rojo - ¿tienes pareja?
Poco a poco toda la sangre que tenia se concentró en mi rostro. No sabía qué hacer ni que decirle. Alexy me parecía un chico agradable pero en aquel momento realmente deseaba taparle la boca con una bola de calcetines.
- Lo siento es que... - prosiguió - desde que te vi el otro día no he podido dejar de pensar en ti - me confesó tan colorado que la combinación de su pelo con su rostro parecía casi imposible. ¡Oh por Apolo! ¿Porqué a mi? Él era una luz brillante llena de vida y yo, yo no era más que una sombre, un resquicio de la oscuridad que hacía todo lo posible por no llamar la atención, por permanecer oculto.
Estaba muy agradecido, de verdad que lo estaba pero era imposible, yo amaba a Lysandro. Estaba atrapado en un amor inmoral e imposible pero aun así lo deseaba y no podía dejar de pensar en él.

-Alexy yo... lo lamento pero no puedo, yo... - no podía contarle la verdad, no aún al menos - Eres una gran persona y ojala encuentres a alguien, no, esto, no sé qué decir, lo siento. - me sentí tan estúpido. Ni siquiera era capaz de decir algo decente. Bravo Leigh, demostrando tus capacidades sociales.
- No pasa nada, no tienes que darme explicaciones - me interrumpió negando con la cabeza, obviamente estaba decepcionado pero el brillo de sus ojos no se había desvanecido - ¿Sabes? M alegré mucho cuando me enteré que Lysandro era tu hermano, me hizo pensar que aún tenía alguna posibilidad. Espero que no te importe. - sus ojos se posaron sobre los míos firmemente demostrando la fuerza de sus palabras.
Claro, ¿cómo iba a sospechar que estaba con mi propio hermano? Era una locura, una auténtica locura.
Ahora no sabía dónde meterme, quería salir corriendo y meter la cabeza en un cubo con hielo. ¿Qué se suponía que le tenía que decir? Abrí la boca un par de veces para decirle algo pero tuve que cerrarla inmediatamente pues era incapaz de encontrar la respuesta adecuada.
Todo daba vueltas en mi cabeza, estaba confundido y asustado. Para colmo, pasó algo que jamás me hubiese podido imaginar.

Los labios de Alexy se posaron sobre los míos con tal velocidad que ni siquiera o vi acercarse. Sus manos sostenían mis brazos con fuerzas para evitar que me alejase, su cuerpo estaba completamente sobre el mío, podía sentir todo su calor, el ritmo acelerado de sus latidos. Y por supuesto, sus labios, sus suaves y tiernos labios que me besaban lentamente atesorando cada momento como si fuese único.
No hice nada. No pude, estaba paralizado. Era la primera vez que besaba a alguien que no fuese Lysandro, mi vida siempre había sido para él y por él.
Quise apartarlo, ser sincero por una vez e intentar que lo comprendiese pero mi cuerpo no respondía, me sentí atrapado en una estatua, viendo todo lo que ocurría sin poder hacer nada. Ni siquiera me planteé que se sintiese bien, mi cabeza solo tenía una palabra en ella que se repetía infinidad de veces.

"Traición".

Acababa de traicionar a la persona que más amaba, estaba engañando a quien se suponía que era lo más importante en mi vida. Me sentía tan culpable, no tenía excusa para lo que estaba ocurriendo. Mi corazón se quebraba por dentro ante la idea. "Lysandro" lloré para mí una y otra vez implorando un perdón que jamás tendría.

- Leigh yo.... - dijo suavemente mientras se separaba de mi, sostuvo mi rostro con sus manos obligándome a mirarlo a los ojos pero yo ni siquiera podía concentrarme en su cara - no quería hacerte sentir mal.
¿Mal? ¿Yo? ¡No! Era mi culpa, yo era el que no estaba haciendo las cosas bien. Quise decírselo, de verdad que quise pero cansado, mi cabeza no dejaba de dar vueltas y para colmo mi voz parecía haber desaparecido.

- ¡Yo no me voy a rendir! - gritó ferozmente estrechando aún más mi cuerpo contra el suyo.
Lo aparté poco a poco negando con la cabeza, no quería hacerle más daño. Ya me odia lo suficiente por ello, pero tampoco podía decirle la verdad.
Justo en aquel instante, como un ángel que cae del cielo, mi móvil comenzó a sonar con la hermosa melodía de mi querido Lysandro.

-----

Después de aquella "situación incómoda" y conflictiva, solo pude salir corriendo dejando atrás una mala excusa. Bueno, no era una excusa, realmente Lysandro estaba perdido e iba a buscarlo pero parecía que me lo acababa de inventar.
¿Pero que iba a hacer? Estaba tan confuso, no sabía cómo arreglar las cosas. Aunque después de haber salido huyendo no cría que Alexy quisiera volver a dirigirme la palabra. Igual así las cosas estaban mejor...
Por otro lado estaba mi hermano, no podía callarme esto, tenía que contárselo pero tampoco quería que sufriese por ello. De nuevo, no sabía qué hacer. Sacudía la cabeza un par de veces para aclararme. Lo primero era lo primero. Encontrarle.

"Estoy frente al mar" me ha había dicho. ¿Cómo diablos había llegado a la playa? ¿Haciendo autostop? ¿Porqué había hecho autostop? No es que estuviese lejos, para nada, en plena ciudad ni más ni menos. Desde la tienda ni siquiera traía cuenta coger el coche, el problema estaba en que el instituto si que estaba lejos, y nuestra casa, más, pues estaba en las afueras.
De todas formas, cogí mi auto para llegar a ella pues, conociéndolo si estaba en la playa estaría en una pequeña cala semi escondida junto a la desembocadura del Grand Étier du Pouliguen... un canal, para que me entendáis. La verdad es que no sabía muy bien cómo definirlo, la geografía de La Baule era de todo menos normal.

Muchas veces me había planteado enseñar a Lysandro a conducir, pero visto lo visto, si llegaba tan lejos andando no me quería imaginar a donde podía llegar con un coche. Igual un día me llamaba diciéndome que estaba frente a Coliseo romano o algo así.
No, definitivamente no, prefería seguir siendo su taxista.

Nada más llegar volví a llamarlo. No me respondió. ¡Perfecto! ¡Oh Artemis, vale que se pierda, vale que no sepa dónde está o como llegó pero que conteste al móvil!
Suspiré pesadamente apagando el motor del coche. Apenas quedaba tiempo hasta que anocheciese y nos quedásemos sin luz. En verano la playa estaba iluminada todo el tiempo pero durante el curso tan solo las farolas de las calles iluminaban la costa desde lo lejos. Debía darme prisa.

Fui corriendo de un lado para otro mirando a todas partes, no debería ser muy difícil encontrarle y aun así era incapaz de verlo.
Estaba empezando a asustarme, el viento se volvió cada vez más frio y levantaba la arena sutilmente para cubrir por completo mis huellas. El mar estaba calmado, demasiado, como si tratase de ocultar algo.

"No...".

El pánico sacudió mi cuerpo ante la idea de que mi querido hermano hubiese sido devorado por aquellas gélidas y lúgubres aguas.
Mis pulmones se asfixiaban por el horror, empecé a marear, todo daba vueltas pero esta vez mucho más violento que como había sucedido en la tienda. Las cosas empezaban a distorsionarse, no era capaz de distinguir donde acababa el mar y empezaba el cielo. Caí sobre mis rodillas incapaz de sostenerme, seguí observando el océano mientras mis ojos, aterrorizados, se humedecían con lagrimas cargadas de agonía.
No podía perderle, nada me lo arrebataría, me pertenecía.
Era una locura, aún con toda la ropa puesta me fui corriendo hacia el mar penetrando de lleno en él. Si se iba, me iría yo con él.

Luché desesperadamente contra las olas que me empujaban hacia la orilla, el agua había dejado de estar en calma para rebelarse contra mi e impedir que entrase. Pero no pensaba rendirme, seguí avanzando mientras gritaba su nombre una y otra vez con la esperanza vacía de obtener respuesta.


18 comentarios:

A Lady dijo...

Por fin T //W// T!!~~
Es lo más bello que has escrito, me emocione un montón.

Aa~ Leigh es tan agradable, amable y enamorado; perfecto para nuestro Lysandro, incluso se siente culpable por "corromper a su hermano", y se tira al mar con todo para morir con él, >///<

Morí y ahora estoy en el cielo, que bello <3

Nacu orange cross dijo...

O////////////O Awwww!! Gracias!! Ya temía que me hubiese quedado muy cursi!! jajajaja xDD

Sep u///u Leigh es una monada, pero se mortifica tanto... u.u ainsh.... (Es un poco masoca el pobre xD)

Cielo? Nosotras podemos ir al cielo? Pensaba que teníamos la entrada VIP en el infierno xDD jajaja

Stella Mary dijo...

XD CIERTO TENEMOS ENTRADA VIP, SI LA CHICA INFERNAL EXISTIERA NO DURARIA EN LLAMARLA, IGUAL ME IRE AL INFIERNO XD, OKNO ENSERIO ME ENCANTO ESTE CAP, PERO DONDE ESTA LYZZZZZ WAAAA, QUIERO EL SIGUIENTE CAP, ACABO DE DARME CUENTA K EL PRIMER CAP DE LEIGHT FUE EN NAVIDADDDD¡¡¡¡¡ VAYA QUE A PASADO TIEMPO, PERO FUERA DE ESO ME GUSTO EL CAP, Y ME DA PENA POR ALEXY, PERO WAAAA NO IMAGINE K LO BESARIA, Y SBIENDO COMO ES LEIGHT POBRE, IO PENSE K LLORARIA Y ALEXY LE DIRIA, LO SIENTO, Y LEIGHT SE IRIA CORRIENDO, PERO NO ME IMAGINE PARA NADA LO QUE SUCEDIO, ENSERIO KIERO VER EL PROXIMO CAP, Y QUISIERA VER COMO SE LO DICE O SI SE LO DICE U.U

Anónimo dijo...

Mi dulce Leigh!!!!!!!!!
No tienes idea de cuanto espere este capitulo! Desde que dijiste que el próximo capitulo seria de el estuve entrando todos los días a revisar (y de paso leia de nuevo la escena de Castiel en el armario)
Ya quiero ver la sorpresa que nos preparaste! Es lemmon de estos bellos hermanos?
Por cierto,te espero en la zona VIP del infierno.Trae el disfraz de Castiel (yo sere Nath) XDDDDDD
Espero el próximo.
Con cariño
TsukiZatsune

Nacu orange cross dijo...

Vaya... o___o que emoción... que ímpetu (?) jajajajaja

Yo es que creo que en el infierno es donde está el hard yaoi, no se vosotras pero yo prefiero estar ahí e__e grrrrr ¬/////¬ jajajaja xD
Si... llevaba mucho sin escribir de Leigh pero todo ha sido porque con la Universidad no pude tener el ritmo de escritura que quise u3u
LOL Leigh llorando?? humm, no creo que lo ponga así nunca xD ya sabeis como son mis ukes (me refiero a que no son sumisos ni tímidos ni nada... de hecho son un poco sados, Leigh además, masoca xD)
Uff, como se lo dirá... si te soy soncera... : D No lo se... ay porras! No habia pensado eso... ) : No tengo ni idea!!!

A Lady dijo...

Ok, todas nos iremos a juntar en el infierno XDD jajaja. Pido el disfraz de Lys

Nacu creo que te gustan los ukes con trastornos y enfermos, cada uno tiene una personalidad limite, o están muy felices o se van en picada en segundos, incluso me atrevo a decir que son bastantes pesimistas.

Pero así los amamos <3

(Ya van dos comentario Uu, pero también me paso casi todos los días, revisando si está el siguiente cap mágicamente XDD jajaj)

Nacu orange cross dijo...

Weehhhh!! Party Hard en el inframundo (?) xD

JAJAJAJAJAJA Ala.... Eso a sonado a "estas como una regadera tia..." jajaja xD Pero es cierto... sino no habría drama!!! ) :
Pero para eso estan sus semes, para "animarlos" jojojo (YFOLLARLOSBIENDURO *cofcofcof*)

Ainsh mi vida u////u eres un encanto, me alegra mucho verte dos veces... ¡escribiré rapido!

Stella Mary dijo...

asdasdasdasd io kiero ser castiel, ok fiesta hard en el infierno, el tema sera todos distazados de algun chico de cdm asdasdsad, piensa piensa, enserio kiero ver esa escena y obvio un poco de hard OKNO, TIENE K SER HARD DEL BUENO XD Y NO SE PORQUE PERO EN MI IMAGINACION LO VEO MAS TIERNO K EL DE NATHXCAS, BUENO ESPERO EL PROXIMO CAP ASDASDASD Y YA PS LA FECHA DE LA FIESTA CUANDO PS, PARA NO PERDERMELA XDDDD

Nacu orange cross dijo...

LOL JAJAJAJAJAJA mientras los que se disfracen sean chicos guapos y sexys... pero yo voto que no esperemos a estar en el infierno ): JAJAJAJAJA me gustaría saber tu concepto de "tierno" XDD Se te envirá una invitación (?)

Y ahora... TsukiZatsune lo siento lo siento lo siento ;^; no vi tu mensaje no se porque coño no lo vi D : sorry... te contesto ahora!
JAJAJAJAJA vale, ahora tiene sentido lo de los disfraces! ajajaja no ) : yo quiero ser el cámara *¬* y grabarlo todo!!! xDDD
Que lista eres! hueles el lemmon a distancia xD pues si, de algo así va la sorpresa ¬///¬ jojojoo (me estoy leyendo muchas novelas homoeróticas para que me ispiren lol)
En la sala VIP nos vemos todas! jajaja xD
Chaoo! Y de nuevo lo siento por ser tan desastre!

Stella Mary dijo...

umm no se es que casxnath es mas salvaje *¬* (cosa que me emocionan aun mas, estoy segura que algún dia de estos mi mama se dara cuenta pork me desangraria por la nariz XD) lo veo tipo love stage, mas o menos
estare esperando la invitacion xD

Stella Mary dijo...

dsadasdasdas cuando el próximo capitulo

A Lady dijo...

Moriremos esperando y eso que no ha pasado mucho tiempo XDD

Stella Mary, te quiero por pensar igual que yo y no dejarme como la loca que espera el siguiente cap ;3

Stella Mary dijo...

asdasdasdasd yo diarimente lo reviso XDDDD, aunk los comentarios no mucho asdasdasd, lo se talvez eres mi hermana gemela perdida XDDD okno asdasdasdsd somos dos locas esperando el siguiente cap XDDD, pero es k es tan asdasdasd no se waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa kiero el siguiente cap es como mi droga , cada dia cuando entro abro 5 pestañas, facebook, CDM, CDB, AS y Kuroi Angel XDDD y cada 3 meses Love stage XD, espero k nacu escuhe mi suplicas y escriba TT_TT

edith cordova dijo...

hola xD yo solo vengo a decir que extraño leer a Nacu ;O; este fic es hermoso y siempre me alegraba cuando salía un capitulo *w*
espero que no termine aquí.
<3

Stella Mary dijo...

ojala pronto continues el fic, porque lo extraño

Marina García dijo...

Porfiiii vuelveeee, da señales de vidaaaaaa!!! Me da la sensacion que estas mas perdida que la libreta de Lysandrooooo!!! Muero de agonia en espera!! Buen trabajo y sigue así!!!

Stella Mary dijo...

regresa enserio, mi vida no tiene sentido sin tu fanfic

Satsumi Shimizu dijo...

Es 2017 y yo solo quiero leer tu fanfic TT_TT

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.